" No olvides el lugar donde has crecido,
porque en él has dejado tu huella ..."





¿Que es la OKIF? 2023-11-27

¿Que es la OKIF?

Por María "Kechy" Calvo, Eléctrica 1973

 

  • Discurso que pronunciara en el 50º aniversario de su promoción en el Encuentro de Egresados el viernes pasado.
  • Kechy es la primera egresada femenina de la especialidad Eléctrica
  • Reside en Tempe, Arizona, EE.UU.

 

La Fundación Internacional Otto Krause, Otto Krause International Foundation en inglés, -- referida también como OKIF, tiene como objetivo aumentar la proyección internacional del Krause, facilitando intercambios de estudiantes y docentes, con instituciones educacionales fuera de Argentina, principalmente Norteamérica, Sudamérica y Europa, similar a los intercambios que se vienen haciendo desde hace años con el Piedmont Virginia Community College en los EE.UU.

 

Este intercambio expande los horizontes para todos los participantes, tanto para los chicos del Krause, como para los chicos de Piedmont que vienen a Buenos Aires. Invariablemente, los participantes dicen que la experiencia del intercambio les ha cambiado la vida. Les ha dado un conocimiento del mundo mucho más amplio. Mientras que a los docentes les da ideas de como expandir sus herramientas pedagógicas.

 

La OKIF se propone multiplicar estos intercambios con la contribución material y personal de egresados del Krause radicados fuera del país. Las contribuciones materiales ayudan a solventar el costo de los pasajes. Las contribuciones personales consisten en establecer contacto con instituciones educacionales del área adonde residen, promover la idea de crear un intercambio, y una vez que la idea es aceptada, gestionar los detalles.

 

La idea es simple, el concepto está probado y demostrado, multiplicarlo es un desafío, pero es un desafío en el sentido que lleva tiempo personal y recursos monetarios, pero es un desafío que muchos de nosotros estamos dispuestos a afrontar, como manera de devolverle al Krause lo mucho que nos ha dado.

Aquellos que vivimos en el exterior muchas veces hemos comprobado como en el Krause hemos recibido una educación tecnológica que generalmente solo es impartida a niveles terciarios o universitarios, en los países en los que residimos. Y es por eso que nuestro afecto y deuda, con el Krause es inmensa. La OKIF nos agrupa para ayudarnos mutuamente a saldar esa deuda.

 

 

https://okif.org/

https://www.linkedin.com/feed/hashtag/?keywords=okif

BOARD OF TRUSTEES / CONSEJO DE FIDECOMISARIOS

Luis Acosta, Construcciones 1982 - Tesorero

Carla Finkielstein, Química 1986 - Presidente

Ricardo Hendi, Construcciones 1984 - Vicepresidente y Director Ejecutivo

Esteban Mezquiriz, Computación 2002 - Secretario

Fernando Leibowich Beker, Computación 1999

María "Kechy" Gordillo, Eléctrica 1973

Daniel Rabinovich, Computación 2004

Henry Weinschenk, Eléctrica 1959

OBJETIVOS DE LA FUNDACIÓN

  • Apoyar la misión educativa de la Escuela Técnica Otto Krause.
  • Facilitar intercambios internacionales de estudiantes, docentes y directivos de la escuela.
  • Proveer becas internacionales a egresados recientes.
  • Financiar elementos materiales para la escuela.

 

COMO DONAR

Por PayPal o Tarjeta de Crédito:

DONAR

Por cheque:



Otto Krause International Foundation

116 E. Rosemount Ave.

Alexandria, VA 22301

 

La Otto Krause International Foundation está registrada con el Internal Revenue Service como entidad caritativa sin fines de lucro bajo el artículo 501 c (3) del código impositivo, lo cual permite a los donantes descontar de su monto impositivo el monto de las donaciones.

 



Nuevo Laboratorio 2023-08-11

INAUGURACIÓN NUEVO LABORATORIO DE FÍSICA

 

Por Prof. Arq. Daniel Espósito, Construcciones 2a. 1998

Actual Regente Técnico de la Escuela

 

El día Krauseano, lunes 10 de julio inauguramos con mucha alegría el Laboratorio de Física y Área de Ciencias Exactas en el subsuelo de la Escuela. Luego del acto central nos acercamos junto al director de Educación Técnica, autoridades del Ministerio de Educación, la Sra. Supervisora de la Región la Lic. Claudia Rey, autoridades, miembros de la comunidad escolar, egresados y estudiantes.


Luego de varios meses de mucho trabajo y con la colaboración de estudiantes de diferentes especialidades y docentes, se realizaron tareas de limpieza y desmonte de estructuras del espacio, se realizaron los revoques, colocación de aberturas, instalación eléctrica y pintura.


La adquisición de materiales para la obra principal e instalación eléctrica se realizó con fondos solicitados a través de Sitrared (Sistema Nacional de Transferencias a Escuelas) Cabe destacar que hubiera sido imposible sin el aporte económico de diferentes egresados que colaboraron tanto para la contratación mano de obra gruesa, como para la compra de materiales.


El nuevo espacio está ubicado en el subsuelo del edificio de teoría, cuenta con una sala de usos múltiples, dos salas menores y una jefatura, en una superficie que alcanzará los 140 m2 .

.

Más allá del equipamiento histórico que volverá a pertenecer al Laboratorio, las y los estudiantes dispondrán de instrumental y modelos tecnológicos que permitirán cumplir con prácticas que se ajusten a las exigencias de las cajas curriculares de los actuales planes de estudio.

 



La escuela la hacemos juntos. La colaboración de cada una y cada uno de nosotros permitirá mantenerla en la vanguardia de la educación tecnológica de nuestro país. O como decía John Lennon “Un sueño que sueñas solo, es sólo un sueño. Un sueño que sueñas junto con otros es realidad”. Sumate desde donde puedas, donando materiales, equipamiento o simplemente compartiéndonos tu experiencia en el área”.

 

Para sumar esfuerzos escribinos a [email protected]

 




Encuentro de Egresados 2023 2023-07-28

Encuentro de Egresados 2023

El encuentro de las promociones 1973, 1998 y 2013, las cuales cumplen 50, 25 y 10 años de egresados respectivamente; se llevará a cabo el 17 de noviembre venidero.

Si sos egresado de una de estas promociones, y si estás en contacto con algunos de tus compañeros de división, te invitamos a que te contactes con ellos para que lo pongan en sus respectivas agenda.


Si querés más información podés escribir a:

k[email protected] <[email protected]>


 



Rehabilitación Energética 2022-11-04

 


REHABILITACIÓN ENERGÉTICA EN EL OTTO KRAUSE
UNA APUESTA INTERDISCIPLINARIA Y ACTUAL.

Por Arq. Mariano Zalazar, Construcciones 2012.

    Alumnos y alumnas de las especialidades Construcciones, Eléctrica y Electrónica de la "Escuela Técnica Otto Krause” estuvieron participando de manera activa en el relevamiento del edificio histórico en el marco del proyecto de Rehabilitación Energética junto con la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

    A partir de las capacitaciones virtuales que los y las estudiantes obtuvieron a lo largo del segundo cuatrimestre del 2021, desde comienzos del ciclo lectivo 2022 lograron conformar sub equipos para el relevamiento íntegro de la envolvente del edificio (sistemas pasivos). Analizaron materiales, espesores, coeficientes de transmitancia térmica y también de los consumos energéticos de todos los equipos de calefacción, motores, iluminación, bombas, y demás cuestiones que engloban a los sistemas activos de la escuela.

    Se aprovechó, además, para analizar semanalmente el estado del aire en ciertos espacios específicos que los y las estudiantes lograron detectar como “de interés” gracias al estudio de orientaciones, ventilaciones, iluminación natural y artificial y grado de concentración de personas por metro cuadrado. Dichos analizadores arrojaron datos precisos como la temperatura y la cantidad de Co2 en dichos espacios, y de este modo logran un mejor grado de acercamiento al problema y a su futura solución.

    Los trabajos fueron coordinados por el Arquitecto Mariano Zalazar, ATTP de la especialidad Construcciones y también por las profesionales de la CNEA y del Instituto Balseiro, que tanto de forma remota como presencial, se reunieron semanalmente para evaluar los avances y coordinar el rumbo del proyecto. Se avanzó también en colaboración con la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, con un análisis de la envolvente del edificio a cargo de la Arquitecta Valeria Muchinsky y su cátedra de “Patología de la Construcción, Mantenimiento y Rehabilitación del Hábitat”, donde un grupo selecto de alumnos y alumnas del último año de la carrera dieron su punto de vista sobre el estado del edificio y sus patologías.

    Como propuesta extraprogramática, en el mes de junio, los alumnos y alumnas participaron de una entrevista por el canal “IP TELEVISIÓN” y próximamente participarán exponiendo su trabajo en la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo a los alumnos del quinto año de la materia “Proyecto Arquitectónico”.

    En la segunda etapa del año, se está llevando a cabo el cierre del proyecto donde primero se analizan todos los datos recolectados y luego se confeccionará un informe con las conclusiones finales, analizando asimismo las dificultades que surgieron a lo largo del año.
Esta es entonces la primera experiencia en edificios de valor patrimonial, con la importante participación de futuros técnicos y técnicas que logran reunir todos sus conocimientos y trabajar de manera interdisciplinaria.

     En vistas a 2023, Maximiliano Vandoni, Coordinador de Construcciones, señala: “esperamos aprovechar la experiencia realizada con la CNEA y continuar el año que viene con esta línea de trabajo de forma interna, apostando a propuestas pedagógicas de vanguardia que sean verdaderos desafíos para nuestros estudiantes”.


 


Nuevo laboratorio de física 2022-10-01

 

Nuevo laboratorio de física en construcción


Por Maximiliano Vandoni, Construcciones 1a. 2006

Docente de la Escuela

  • Se lo construye en el subsuelo

  • Colaboran los estudiantes

  • Usando fondos del Sistema Nacional de Transferencias a Escuelas


 

 

 

 

    Con la colaboración de estudiantes de diferentes especialidades y docentes, se iniciaron las tareas de limpieza y desmonte de estructuras del espacio que ocupará el futuro Laboratorio de Física de la escuela. Más allá del nombre, el espacio será en realidad un lugar para uso de toda el Área de Ciencias Exactas y Naturales que aúna materias de 1° a 6° año.


    El nuevo espacio se encontrará en el subsuelo, contará con una sala de usos múltiples, dos salas menores y una jefatura, en una superficie que alcanzará los 140 m2.


    La obra principal e instalación eléctrica ya está planificada. Se realizará con fondos solicitados a través de Sitrared (Sistema Nacional de Transferencias a Escuelas) que están próximos a ejecutarse.


    Más allá del equipamiento histórico que volverá a pertenecer al Laboratorio, las y los estudiantes dispondrán de instrumental y modelos tecnológicos que permitirán cumplir con prácticas que se ajusten a las exigencias de las cajas curriculares de los actuales planes de estudio.


    El sueño es equiparlo con variada tecnología tal como pantallas táctiles para el aprendizaje de conceptos matemáticos y físicos y mesas móviles que permitan el cambio de dinámica de trabajo para la sala principal. En las aulas más pequeñas: mesas-pizarra, sillas, una biblioteca de consulta sobre temas de cálculo y geometría son algunas de las ideas iniciales.


    La Prof. Vanina Galasso, Coordinadora de Ciencias Exactas y Naturales invita: “sumate desde donde puedas, donando materiales, equipamiento o simplemente compartiéndonos tu experiencia en el área”.


    La escuela la hacemos juntos. La colaboración de cada una y cada uno de nosotros permitirá mantenerla en la vanguardia de la educación tecnológica de nuestro país. O como decía John Lennon “Un sueño que sueñas solo, es sólo un sueño. Un sueño que sueñas junto con otros es realidad”.


Para sumar esfuerzos escribinos a:  [email protected]

 

 

 

 

 

 




Rectoria 2022-04-22

Cambios en la rectoria de la Escuela


La Comunidad Educativa de la Escuela Técnica Otto Krause da la bienvenida a la nueva Rectora suplente del establecimiento, profesora Licenciada Patricia Antunez, quien reemplaza a la profesora Adriana Martínez, la cual se encuentra con licencia médica.

 

La profesora Antunez es Regente de Educación Técnica titular por concurso de la escuela Otto Krause desde el año 2013, cargo que desempeñó por poco tiempo puesto que asumió la Vicerrectoría interina de la Escuela Técnica Fernando Fader, luego se desempeñó como miembro de la Comisión de Títulos de la Dirección General de Carrera Docente hasta hacerse cargo de nuestra Rectoría. 

 

La profesora Antunez ha desempeñado diferentes cargos docentes en otras escuelas técnicas, entre ellas la Fader, adonde se ha formado como técnica, como así también como profesora ayudante de cátedra de la Universidad Nacional de las Artes de donde es egresada.

 

Cuenta con varias especializaciones entre ellas Artes Visuales, Comunicación y Multimedia Digital, y Traductora e Intérprete en lenguas de señas.

 

En diálogo con la profesora Antunez, ella hace hincapié en la necesidad de generar espacios de aprendizajes que permitan un desarrollo integral en la formación técnica y de trabajar para la apropiación de los espacios educativos donde todos tengan la posibilidad y la oportunidad de participación.

 




Fundación Internacional 2022-04-19

Se ha creado la “Fundación Internacional Otto Krause”
 por iniciativa de Ricardo Hendi, CC 1ª. 1984, actualmente arquitecto, residente en Alexandria, Virginia, EE.UU.

Con personería jurídica en los Estados Unidos, se denomina oficialmente “Otto Krause International Foundation” (OKIF). Su propósito principal es permitir que los egresados de la Escuela Técnica Otto Krause, que residen fuera de la Argentina, puedan canalizar su apoyo material para la misión educativa de la Escuela.

Los objetivos de La Fundación son:

  •   Crear y ampliar una red de donantes en todo el mundo a través de las redes sociales y otros medios.

  •   Apoyar financieramente el intercambio de estudiantes, profesores y administradores de La Escuela con instituciones educativas fuera de Argentina.

  •  Otorgar becas para estudiantes que cursen estudios técnicos superiores relacionados con el plan de estudios de la Escuela fuera de Argentina.

  • Financiar la compra de elementos materiales solicitados por la Escuela que se requieran con fines educativos pero que no puedan ser financiados por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica o el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Con fecha 3 de marzo de 2022, las autoridades impositivas de los EE.UU. (el Internal Revenue Service) ha aprobado a la OKIF como entidad sin fines de lucro, autorizada para recibir donaciones descontables del monto imponible de los donantes (Section 501 (3)(c)).

Próximamente esta fundación establecerá su sitio web, para así permitir a los egresados residentes en todo el mundo contribuir a los objetivos.

Los fiduciarios iniciales de la OKIF son Ricardo Hendi, CC 1ª 1984; y Henry Weinschenk, EL 1ª 1959. Es el deseo de ellos completar la Junta Directiva de la Fundación con tres fiduciarios más, para así llegar a un total de cinco. Pedimos a los interesados que se comuniquen con Ricardo, escribiéndole a:  [email protected]

 

 

 



Proyecto Energético 2021-11-11
Proyecto de Sostenibilidad Energética en el Krause
Por Arq. Mariano Zalazar, CC 2012

  • Trabajan en conjunto estudiantes de varias especialidades.

  • Cuenta con el apoyo de universidades e instituciones científicas.

  • Es un proyecto piloto.

El proyecto de sostenibilidad energética, realizado en la Escuela Técnica Otto Krause desde agosto del 2021, es un proyecto institucional multidisciplinario donde alumnos y alumnas de las especialidades de Construcciones, Eléctrica y Electrónica trabajan de manera coordinada para realizar un relevamiento, análisis y un plan de trabajo en la escuela para mejorar y satisfacer los estándares de calidad energética y alcanzar algunos de los Objetivos de Desarrollo Sustentable planteados por la ONU en el 2015 con cara al 2030.

Dicho trabajo se realiza con el apoyo de la Comisión Nacional de Energía Atómica, el Instituto Balseiro de la ciudad de Bariloche que brindan capacitaciones semanales a los alumnos en materia de energía y sustentabilidad con el apoyo de la Universidad de Edimburgo, Casco Histórico y Escuelas Verdes del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo este proyecto pretende trabajar sobre el edificio de la escuela reconocido como un referente de edificios de valor patrimonial y fijar estándares para luego aplicarlos a otros dentro de su misma categorización.

La documentación técnica es realizada íntegramente en tecnología BIM, building information modeling, realizada por los alumnos de 5° año de la especialidad construcciones, quienes se encuentran en una etapa de capacitación y asesoramiento por docentes de la escuela. Comenzando con las tareas de relevamiento métrico del edificio y estudio y análisis de sus consumos de agua, luz y gas, los alumnos a partir del año 2022 comenzarán a trabajar en la escuela generando un plan de trabajo de intervenciones y puesta a punto de las instalaciones del edificio principal de la escuela.

Una vez logradas las mejoras, el proyecto concluirá con el estudio de los nuevos consumos anuales del edificio. Evaluando así las mejorías y proyectando de ahí en más futuras modificaciones con el resto del edificio.

Este proyecto no solo brinda la posibilidad a los alumnos y alumnas de la escuela a realizar trabajos interdisciplinarios, junto con profesionales de empresas nacionales e internacionales, sino que también hace de piedra fundacional para replicarlo en otras escuelas o múltiples edificios.


El Arquitecto Zalazar es profesor de la especialidad Construcciones de la Escuela.




Reunion 2021 2021-09-02
 
Reunión de egresados
el 19 de Noviembre de 2021

Este año se reunirán las promociones 1971, 1996 y 2011, en sus aniversarios de 50, 25 y 10 años respectivamente, ademas de hacerlo extensivo a las promociones 1970, 1995 y 2010 que en 2020 no se han podido reunir debido a la pandemia.

Una hermosa oportunidad para re-conectarte con la Escuela y compañeros. ¡No te la pierdas!

El encuentro se realizará el próximo 19 de noviembre a las 18hs en el patio de la Escuela, pero ya a partir de las 16.30hs se podrá hacer un recorrido de la escuela.

Registrate completando el siguiente formulario: https://forms.gle/ADa7HTW637rXKPg9A


Carla Finkielstein, QM 2a. 1986 2021-06-30
Distinguen a científica argentina en Estados Unidos
por el desarrollo de un test para COVID-19
 
por Agencia CyTA-Leloir
 
La Doctora Carla Finkielstein [ egresada Otto Krause QM 2a. 1986 ] recibió el máximo honor que otorga la prestigiosa universidad Virginia Tech, con el aval de las autoridades del Estado de Virginia, por haber desarrollado el año pasado un kit de detección del nuevo coronavirus, autorizado por la FDA, que está ayudando a controlar su propagación en distritos con una población total de un millón de personas.
 
Carla Finkielstein, científica argentina radicada en Estados Unidos desde 1998, fue reconocida con el Premio Ut Prosim Scholar, el mayor honor que se otorga a un Profesor Universitario en el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (más conocido como Virginia Tech) y que tiene el aval de las autoridades del Estado. Fue distinguida por su trabajo para la identificación de SARS-CoV-2 con apoyo de Virginia Tech y los distritos del Departamento de Salud durante la pandemia y por el servicio brindado a la humanidad.
 
Finkielstein ayudó a controlar la transmisión de COVID-19 en un distrito de Virginia de 280.000 habitantes, mediante el desarrollo de un kit robusto, sensible y especifico autorizado por la FDA de Estados Unidos, con el cual se hicieron desde entonces más de 120.000 determinaciones.
 
“A fines de marzo de 2020 supimos por las noticias que no habría suficientes kits y el virus comenzaba a propagarse rápidamente. Era claro que en cuestión de tiempo aparecería en nuestro distrito, una zona rural con poco acceso a cuidados médicos intensivos, un escenario sociogeográfico que en ausencia de capacidad de testeo se convertiría en una ‘tormenta perfecta’”, recuerda en diálogo con la Agencia CyTA-Leloir Finkielstein, bióloga molecular porteña egresada de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y jefa de un laboratorio especializado en el estudio del cáncer en Virginia Tech, y del Laboratorio de Diagnóstico Molecular en el Instituto de Investigación Biomédica Fralin.
 
“Así que, si bien no soy viróloga, pensé que estudiando cómo funcionaban los kits de PCR en tiempo real (RT-PCR) comerciales, podía desarrollar uno e incluso mejorar su sensibilidad y especificidad. Y, en una carrera contra el tiempo, lo logramos”, afirmó.
 
¿Podría contar cómo era el escenario que la impulsó a desarrollar el test para COVID-19?
 
Al poco tiempo de declarada la pandemia por la OMS, en Estados Unidos estaba disponible de manera limitada un kit de RT-PCR para detectar SARS-CoV-2, el virus responsable del COVID-19, desarrollado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que dependen de los Institutos Nacionales de Salud (NIH). Al poco tiempo de la distribución de esta primera versión del kit, se descubrió que tenía un problema de diseño y que los resultados eran sesgados. Mientras tanto, las dos compañías más importantes en Estados Unidos que centralizaban la realización de test clínicos privados en el país, se vieron saturadas por la demanda de test para COVID-19. Cuando el Departamento de Salud de nuestro distrito enviaba les enviaba las muestras para análisis, los resultados se reportaban con al menos 10 días de demora. Desde el punto de vista de salud pública, donde el objetivo es identificar a la persona infectada y aislarla lo antes posible para contener la propagación del virus, la falta de resultados rápidos y de confianza limitaba cualquier acción que el Departamento de Salud pudiera tomar para contener la pandemia en nuestra región.
 
¿Cómo es la composición demográfica del distrito?
 
Somos 280.000 personas, de las cuales 80.000 integramos el campus universitario, profesores, estudiantes y personal de apoyo. La mayoría del resto es población rural. Es una zona pobre del país, en su mayoría con gente mayor porque los jóvenes van a las ciudades a buscar mejores oportunidades. Digamos que, por razones políticas, socioeconómicas y geográficas, no éramos una región prioritaria para la realización de los testeos orientados al control de la transmisión del virus. Además, teníamos el problema de que nuestro distrito tiene solo 30 camas de cuidado intensivo. Un solo brote de la enfermedad en geriátricos, centros de rehabilitación o prisiones de las zona y nos quedábamos sin capacidad hospitalaria.
 
¿Podría describir el test que desarrolló?
 
Es un test RT-PCR, es decir, de amplificación del material genético del virus que se diferencia de otros en su versatilidad y especificidad ya que detecta varios genes del virus simultáneamente. La nueva versión del test informa la variante del virus que infecta al paciente. Arroja resultados en tres horas y no solo se emplea para controlar la transmisión de SARS-CoV-2 en nuestro distrito sino que su uso se ha expandido a 7 distritos del Estado de Virginia que en conjunto representan 1 millón de personas.
 
¿Cómo fue el camino desde su diseño hasta la autorización por la FDA?
 
Estudié cómo funcionaban los test comerciales de RT-PCR, elegí lo que me gustaba de cada uno y le adicioné algunas cosas que me parecía serían importantes para poder facilitar su implementación sin comprometer la sensibilidad y especificidad del ensayo. Algo que siempre tuve claro es que el desarrollo debería poder hacerse con herramientas básicas de laboratorio así no dependíamos de ningún tipo de material o químico que estuviera en falta. Suena un poco raro esto ahora pero cualquier persona que estuvo en un laboratorio durante la pandemia puede garantizar que las cosas más básicas estaban en falta. El objetivo era poder darle al Departamento de Salud resultados confiables de las muestras que nos traían a las pocas horas. Ese trabajo de cooperación permitió refinar el desarrollo de nuestro kit hasta que vimos que su desempeño era excelente.
 
¿Qué tipo de dificultades enfrentaron?
 
Como pasa en todos los casos, por supuesto encontramos problemas cada vez que comenzábamos algo, pero creo que ninguno de los voluntarios que se sumaron a esta idea estaba dispuesto a dejar las cosas por la mitad. Un día teníamos que empezar a probar si el test funcionaba con muestras obtenidas de pacientes con hisopos. Algo realmente trivial hasta que descubrimos que no había ni un solo hisopo (literalmente) en más de 100 millas a la redonda!!! No solo eso, del día a la noche, Estados Unidos pasó a tener falta de hisopos para colectar muestras, algo absolutamente inconcebible en condiciones normales.
 
¿Cómo superaron ese problema?
 
Nuestra Universidad es muy fuerte en el área de Ingeniería y desde el comienzo nuestros colegas pusieron todo a nuestra disposición. Así que pedimos que nos prestaran unas impresoras para hacer esterolitografía en 3D e imprimimos los hisopos que se necesitaban para colectar las muestras. A eso le sumamos el desarrollo de un líquido para transportar la muestra que era estable a temperatura ambiente por días a altas temperaturas y, de esa manera, el Departamento de Salud podía ir a áreas rurales en la montaña, colectar el material, y traerlo para el análisis.
 
¿Qué sistema desarrollaron para la identificación de tantas muestras?
 
La gente de ciencias de la computación creó varios programas que nos permitían leer códigos en los tubos que mandábamos, incorporarlos en una planilla, adicionar los resultados y combinarlo con el sistema que usaba el departamento de salud donde estaba toda la información del paciente. Así, unas pocas horas después que la muestra llegaba al laboratorio, los epidemiólogos sabían el resultado y el estado del paciente y quedaba en ellos seguir con la tarea.
 
¿Cómo fue el proceso de autorización del test?
 
Creo que si hubiéramos sabido de antemano todos los papeles que íbamos a tener que llenar, nadie empezaba, así que la ingenuidad fue la llave del éxito. La universidad nos ayudó muchísimo desde el comienzo. Nos solo nos dio recursos económicos y humanos para poder desarrollar el test sino que nos dio todo el apoyo legal que necesitábamos para navegar la burocracia científica que implica aplicar para la autorización de uso de nuestro test en la FDA.
 
¿Qué hicieron para lograr ese objetivo?
 
El proceso de aplicación requiere, como debe ser, una serie de estudios que cubren un espectro muy amplio. Desde la identificación de la cantidad mínima de partículas que pueden ser detectadas por nuestro ensayo (10 en nuestro caso) a verificar que no reacciona con otras enfermedades virales y bacterianas que producen los mismos síntomas (más de 30 enfermedades listadas). Después teníamos que probar que puede detectar todas las variantes de coronavirus que estaban circulando en el mundo, un ensayo que nos pedían que repitiésemos cada 2-3 meses. Para poder hacer todos los estudios solicitados por ese organismo, tuve ayuda de estudiantes de posdoctorado de mi laboratorio y de otros grupos. Trabajábamos toda la noche, los 7 días de la semana, cada subgrupo de nuestro equipo se encargaba de los experimentos de una parte de la aplicación. Cuando mandamos todo y pasamos a los revisores de la FDA, la celebración duró 10 minutos. Enseguida nos dijeron que antes de poder usarlo masivamente teníamos que pasar un test adicional en el cual nos mandarían muestras ciegas de todo tipo y que teníamos que reportar los resultados que obteníamos con nuestro test. Pasamos con el 100% de aciertos y por lo tanto fue autorizado.
 
¿Dónde se usa su test?
 
El ensayo se usa por ahora solo en Virginia simplemente porque no pedimos autorización para expandirlo a otros estados. Estábamos totalmente enfocados en tener algo funcional que nos sirviera para resolver el problema que se nos venía encima. Pedir autorización para aplicarlo en otros Estados hubiera causado un retraso en nuestra autorización.
 
Además de crear el kit, pusieron en marcha un laboratorio de análisis de muestras.
 
Sí. Hacia fines del verano era claro que el número de infectados crecía en nuestro estado y que el Ministerio de Salud de Virginia no tendría capacidad para hacer el test a todos sus ciudadanos. Fue entonces cuando este organismo llamó a un concurso para establecer una red de laboratorios de análisis, nos presentamos y fuimos uno de los 3 laboratorios seleccionados. Nuestro laboratorio cubre ahora un tercio de todo el territorio estatal. Analizamos cerca de 2000 muestras por día. No solo ayudamos a controlar la transmisión del coronavirus en nuestro campus y en nuestro distrito, sino también en otros distritos. Por esta razón, el Estado de Virginia puso a nuestra disposición un sistema de transporte (combis) con refrigeradores para traer las muestras desde lugares que están a varias horas de distancia de nuestro laboratorio. A las 6 AM comenzamos a analizar las muestras y para las 5 PM están reportados todos los resultados. Ahora nuestros kits se emplean para controlar la propagación en una población de un millón de personas distribuidas en varios distritos del sudoeste de Virginia.
 
¿Qué peso tuvo su formación en Argentina en el desarrollo del kit?
 
Creo que cada una de las etapas científicas que experimenté en mi carrera ha contribuido en diferente forma. Claramente, la excelente formación que otorgan las universidades públicas de nuestro país, en particular la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, y mi experiencia doctoral en la Facultad de Medicina de la UBA se ven reflejadas en cada paso del proceso que he desarrollado. También mucho del trabajo de investigación que hacemos en nuestro laboratorio tuvo un impacto importante en ciertos aspectos del desarrollo. Creo que es posible desarrollar este tipo de tecnologías que se necesitan en situaciones extremas cuando alguien tiene una experiencia profesional multidisciplinaria como es mi caso. Pero hay algo más importante, realmente creo que solamente una persona latinoamericana puede ingeniárselas para hacer mucho, para resolver con poco. Los latinos somos gente muy especial, lástima que no nos damos cuenta.
 


Ver noticias anteriores